Psico2 Georgina Barceló y Alba Sabaté| info@psico2.com | 660 899 977 | 606 651 288

Psico2 | Georgina Barceló i Alba Sabaté
Psico 2 - Blog - dificultades escolares.jpg

Papa, mama me cuesta mucho!

14/10/2016 | Georgina Barceló

¿Por qué mi hijo o hija tiene problemas con los estudios? Es una cuestión de aptitud o actitud? ¿Por qué no acaba de entender lo que lee? O por qué lee con menos fluidez que los niños de su clase?

Estas dificultades pueden no ser tan extrañas como te parecen a priori, y es que se estima que entre el 5% y el 15% de la población en edad escolar tiene alguna de estas dificultades. No es exagerado, por tanto, buscar  respuestas y soluciones a esta situación.

Partiendo de la base de que cada niño tiene su ritmo (la maduración no es una matemática exacta), es bueno tener en cuenta la información que nos llega desde la escuela y la importancia que estos le dan. A veces es posible que, con un poco de estimulación y ayuda, fácilmente puedan llegar al nivel deseado por edad o curso escolar. En otros, sin embargo, no estamos ante problemas únicamente madurativos (no se trata de un retraso), sino que son dificultades persistentes en uno o varios tipos de aprendizajes. Son niños y niñas con dificultades en la lectura y la escritura, la ortografía, las matemáticas o, incluso, con problemas atencionales, y que tienen unas aptitudes o una inteligencia dentro la normalidad, suficientes para que puedan aprender dentro de los parámetros estándares esperados. Es importante tener en cuenta que, aunque pueden ser dificultades muy específicas, también pueden repercutir en otros aprendizajes.

¿Qué podemos hacer en todos estos casos? Más allá de la etiqueta que le podemos dar o no dar, es importante definir cuáles son estas dificultades, en qué áreas se ven afectadas, ver también cuáles son sus puntos fuertes (para poder potenciar) y, con toda esta información buscar cuál es la mejor solución. Una buena evaluación es la clave para una reeducación eficaz, al igual que una atención precoz es fundamental para un mejor pronóstico y para evitar consecuencias secundarias al problema (baja autoestima o fracaso escolar son de las más comunes).

La dislexia, la disortografía, la discalculia y el TDAH entre otros, son trastornos del aprendizaje que tienen una base neurobiológica y, a menudo, con un componente genético. A pesar de su cronicidad, un buen tratamiento puede conseguir que mejore su rendimiento y aumenten sus propios recursos. Un abordaje global será la clave para tener en cuenta tanto las necesidades pedagógicas como las emocionales que intervienen en el proceso de aprendizaje.

Ponte en contacto con nosotras

Llámanos o envía un correo y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. Hasta ahora!